marketing de influencers profesionales aquí

El marketing exitoso de tu negocio en este 2023 exige la diversificación de tus tácticas para captar nuevos clientes.

Actualmente existen nuevas barreras que obstaculizan un poco más el proceso de captar a tu nicho de mercado. Estamos hablando, claro está, a nivel del marketing digital: luego de las estrictas restricciones de privacidad que implementara Apple en su actualización iOS 14.5 en el verano de 2021, las cookies de terceros —el mecanismo en el cual se apoyan las ads o anuncios pagos en las redes sociales para llegar de forma precisa a tu nicho de mercado idóneo—han quedado bloqueadas.

Ello no implica que los anuncios pagos en las redes sociales hayan sido eliminados, aún siguen teniendo cierto peso. Sin embargo, las mismas aumentaron dramáticamente en costo y disminuyeron en resultados.

“La creatividad de los anuncios ha comenzado a importar mucho más, dado que ya no se pueden aprovechar como antes los poderosos datos de la plataforma [de Facebook] para dirigirnos de forma específica a esa audiencia que tenía mayores probabilidades de comprar nuestro producto”, dice Lee Joselowitz, especialista en marketing y cofundadora de la empresa de marketing de resultados The Quality Edit, con sede en Los Ángeles, EEUU. “Ahora [los anuncios pagos] se están dirigiendo a una audiencia con gustos e intereses más amplios, a la vez que compiten con todos los anuncios de las demás marcas”.

Lauren Kleinman y Lee Joselowitz, fundadoras de “The Quality Edit”. Foto: Kate Moore

Lo anterior ha llevado a muchas marcas —especialmente a aquellas que han confiado durante mucho tiempo en campañas de anuncios pagos— a diversificar sus estrategias de marketing. Tal es el caso de Birdy Grey, una empresa minorista de vestidos de novia con sede en Los Ángeles. “En nuestros inicios, gastábamos de $10 a $15 por día en anuncios de Instagram, y eso literalmente generaba $2 millones en ingresos, pero hoy no obtendrías esos resultados”, dice la fundadora y directora ejecutiva Grace Lee.

Grace Lee, CEO de Birdy Grey

Con esto en mente, desde ProfesionalesAQUÍ te traemos una estrategia que está en tendencia entre las marcas emergentes que han detectado a tiempo los contratiempos obtenidos con los anuncios pagos en las redes sociales y han logrado dar con una alternativa rentable

Marketing de influencers

El marketing de influencers (promoción de productos y patrocinio de los creadores de contenido) no es un negocio nuevo, pero está en expansión. Ha ido de un mercado de $13.8 mil millones en 2021 a $16.4 mil millones en 2022.

Veamos el caso de Dagne Dover, una marca neoyorkina de bolsos que vio disminuir el rendimiento de sus anuncios de Facebook a principios de 2022. La marca cambió su inversión en marketing a una dirección diferente: las asociaciones con personas influyentes.

“Aparecer en las redes sociales sigue siendo muy importante”, dice Deepa Gandhi, cofundadora de Dagne Dover. “Así que es solo una forma diferente de abordarlo: si ya no puedes localizar detalladamente a una audiencia a través de cookies [anuncios pagos], entonces puedes asociarte con un influencer que cuente con esa audiencia entre sus seguidores”.

Dagne Dover, colección Fall/Winter 2022

TikTok, donde Dagne Dover tiene actualmente 143.000 seguidores, se ha convertido en un activo cada vez más valioso para la marca, especialmente como plataforma para trabajar con influencers.

“Hemos podido construir relaciones realmente orgánicas con los creadores de contenido [influencers]”, dice Gandhi. “Algunos tenían muy pocos seguidores cuando empezamos a trabajar con ellos, y ahora tienen millones”.

El patrocinio de influencers ha ayudado a aumentar el número de seguidores de Dagne Dover en TikTok y eso, a su vez, ha aumentado la audiencia de su contenido orgánico y no pagado en la plataforma. Esto ha sido particularmente beneficioso ya que la marca es principalmente una “compañía de adquisiciones orgánicas y no remuneradas”, dice Gandhi. Alrededor del 60% de las ventas de la marca provienen de canales directos o no pagados.

Fuente: inc.com

Mujeres empresarias en la historia

Mucha gente no está familiarizada con el hecho de que la historia del espíritu empresarial femenino se ha manifestado desde la antigüedad. Las primeras empresarias bien documentadas se remontan a 1870 a.C. en la ciudad de Assur en el norte de Irak. Las mujeres asirias de esa época contribuyeron a las vastas redes comerciales que florecieron en la región, lo que demuestra que los negocios no eran exclusivos de los hombres.

También hay muchos ejemplos más recientes de mujeres en el mundo de los negocios. Margaret Hardenbroeck, por ejemplo, llegó a lo que sería Nueva York en 1659 y se estableció como cobradora de deudas antes de convertirse en agente comercial. Negociaba entre Holanda y las colonias. Finalmente se convirtió en la mujer más rica de Nueva York.

Tales historias no son tan infrecuentes como podrías pensar. A lo largo del siglo XVIII, las mujeres empresarias comerciaban en las principales ciudades del mundo, y hay muchos ejemplos de mujeres empresarias exitosas que poseen y administran sus propios negocios. Mary Katherine Goddard se convirtió en la primera mujer editora en Estados Unidos en 1766, Madam C.J. Walker era propietaria de un negocio de cuidado del cabello de un millón de dólares en la década de 1890 y Coco Chanel abrió su primera boutique en 1913.

Sin embargo, a mediados del siglo XIX, hubo un cambio en la fuerza laboral que llevó a las mujeres a enfocarse más en las tareas domésticas, mientras que los hombres se convirtieron en los únicos asalariados. Hasta hace poco tiempo, estos roles de género «tradicionales» persistían.

En 1973, por ejemplo, solo una empresa incluida en la lista Fortune 500 contaba con una CEO femenina, Katharine Graham. Durante este tiempo, solo el 38% de la fuerza laboral en los EE. UU. eran mujeres. No obstante, en 2019, ese número había aumentado al 46,2%, mientras que ya eran 37 empresas de la lista Fortune 500 las que contaban con una mujer trabajando como CEO.

Katharine Graham, la mujer que lideró el Washinton Post