, , ,

7 razones por las que no debes contar tus sueños a todo el mundo

no le cuentes tus sueños a todo el mundo

Cuando tienes un gran sueño y te sientes confiado en ese sueño, tu primer instinto puede ser cantarlo a viva voz. En cierto modo, tejer un gran sueño se siente como una gran noticia que quieres compartir con el mundo. Pero, tal vez deberías pensarlo dos veces. Compartir tus sueños con todos puede tener algunas consecuencias no deseadas que en realidad podrían impedir tu progreso.

1-    Te expones a los detractores

Siempre habrá gente que dude de ti. Detrás de cada persona exitosa hay un rastro de personas que pensaron que nunca lo lograrían. Esas personas no escucharon a los detractores y, al hacerlo, lograron lo imposible. Los detractores pueden dañar tu autoestima. Si ellos no saben lo que estás planeando, no podrán plantar esas semillas de duda en ti.

2-    Le estás dando ventaja a tu competencia

Si tu idea es algo revolucionario, seguramente atraerá mucho interés. Especialmente de aquellas personas que podrían tener los recursos para lograr tales objetivos antes que tú. Hablar demasiado pronto puede ponerte en una posición en la que alguien te gane en tu propia línea de meta. No dejes que las personas deshonestas y poco éticas aplasten tu espíritu.

3-    Te arriesgas a decepcionarte

Tal vez tu idea comience en un lugar y termine en otro. Las ideas tienen una tendencia a cambiar y evolucionar con el tiempo. Tal vez estés pensando en iniciar un negocio, pero mientras haces el trabajo para ello, descubres que ir en una dirección diferente funcionará mejor. Si ya les has dicho a todos cuáles son tus planes, lo último que quieres es que otras personas te critiquen por cambiar de opinión. Incluso te pueden hacer sentir que te has defraudado a ti mismo.

Contarles a todos sobre algo grandioso se siente casi igual que lograr algo grandioso. Piénsalo: si sabes que vas a comprar un auto nuevo y les dices a todos que vas a comprar un auto nuevo, ya estás experimentando la alegría que conlleva tenerlo. Tu impulso de ir a buscar ese automóvil disminuirá porque estás celebrando algo que aún no ha sucedido. No te dispongas a celebrar antes de que realmente tengas algo por lo que celebrar.

4-    Nunca te avergonzarás

¿Qué pasa si tu sueño no se cumple? No es algo reconfortante a considerar, pero es posible que suceda. Podrías encontrar un obstáculo, perder tu pasión o sentirte inspirado para encontrar una vocación completamente nueva. Entonces, todas las personas a las que les has contado sabrán que nunca lograste ese gran sueño del que estabas hablando. La decepción ocurre a veces, y no necesitas que todo el mundo lo sepa. Es mejor sorprenderlos con el resultado final.

5-    Es posible que te convenzan de que no lo hagas

Algunas personas tienen la intención de ayudar, pero se están ayudando a sí mismas más que a ti. Las personas pueden emocionarse con tu sueño y comenzar a agregar sus propias sugerencias, influyendo y reestructurando tus planes. Otras personas pueden estar genuinamente preocupadas de que estés asumiendo un riesgo demasiado grande y disuadirte para que no lo hagas porque temen que puedas sacrificar demasiado. Este sueño se trata de ti, no se trata de nadie más, sin importar cuán útiles puedan parecer sus opiniones.

6-    Te sentirás realizado al final

Cuando guardas tu sueño para ti mismo y trabajas para lograrlo en privado, tienes la satisfacción de lograrlo de forma independiente. El momento en el que revelas el camino transitado es el momento en el que has logrado los elementos centrales de tu meta. Puedes decir que lo hiciste sin la ayuda o la influencia de otros, y nada se siente mejor que eso.

7-    Serás más eficiente

En última instancia, todo se reduce a menos palabras y más acción. Cuando necesitas hacer realidad tus sueños, ayuda mover menos los labios y más las manos. Aíslese de las distracciones y comience a hacer que las cosas sucedan.

Créditos: https://medium.com/@gudbedotcom/7-reasons-you-shouldnt-reveal-your-dream-to-anyone-449c5385d092

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *