Listado de la etiqueta: perfil profesional

8 consejos para una entrevista laboral exitosa primera impresión profesionales aquí

Cuando nos preparamos para una entrevista de trabajo, nuestra atención probablemente se centra en las preguntas difíciles que enfrentaremos, las respuestas que daremos y las anécdotas profesionales, ingeniosas y ligeramente graciosas que contaremos. Después de todo, de eso se trata la mayor parte de la entrevista y de lo que (con suerte) nos permitirá obtener un pase rápido a una carta de oferta.

Sin embargo, incluso antes de que tengamos la oportunidad de dar esas respuestas impecablemente pensadas, ya tendremos todos los ojos puestos encima, evaluando nuestro potencial para adaptarnos al trabajo y a la empresa. Desde el momento en que entramos por la puerta, la presión aumenta: tenemos que causar una primera impresión estelar.

Antes de comenzar tu próxima entrevista, consulta estos ocho consejos que te traemos desde Profesionales AQUÍ para que estés seguro de presentarte de manera adecuada y tener la entrevista de trabajo más exitosa posible.

La puntualidad es indispensable para lograr una buena primera impresión en tu entrevista laboral

1. Sé puntual

Lo has escuchado un millón de veces: “Si llegas temprano, llegas a tiempo; si llegas a tiempo, llegas tarde”. Ser puntual debe ser un hecho, especialmente cuando el trabajo de tus sueños está en juego. Pero no importa cuántas veces lo hayas escuchado, vale la pena mencionarlo nuevamente: llega a tiempo.

¿Vas tarde? Llama lo antes posible para informar a tus entrevistadores. Lo apreciarán mucho más que si les ofreces una excusa poco convincente después de haberlos tenido esperando durante 30 minutos.

2. Vístete como corresponde

Tu apariencia probablemente no será la base de la decisión final del entrevistador, pero ciertamente puede influir en cómo te perciben por primera vez. Cuando te presentas con un traje bien planchado y zapatos impecables con un maletín a cuestas, darás la impresión de ser una persona profesional y bien arreglada.

Si, por el contrario, vistes un poco más informal que todos los demás en la oficina, haciendo malabares con tu maletín, bolso, paraguas y una pila de currículums, probablemente no exudarás la misma sensación de profesionalismo.

Cuida tu apariencia: no se trata de parecer un modelo, se trata de lucir limpios, ordenados y con madurez

3. Lleva sólo lo esencial

Es posible que necesites una dosis de cafeína para animarte ante tu inminente reunión, pero no lleves tu vaso desechable a la oficina para terminar los últimos sorbos. Claro, no parece gran cosa (¿quién no bebe café en el lugar de trabajo?), pero probablemente no quieras que tu primera interacción con tu posible empleador (o incluso con la recepcionista) sea algo así como: “Oye, ¿tienes una papelera por allí?”

Lo mismo ocurre con otros elementos no esenciales, como la barra de granola que estás comiendo o el chicle que olvidaste escupir. Puede que no sean motivo suficiente para descartarte, pero no te pondrán en la luz más favorable.

4. Sé amable con la recepcionista

Es posible que la persona en la recepción no sea el gerente de contratación, pero eso no significa que la impresión que tenga de usted no importe. De hecho, algunas empresas piden específicamente a sus recepcionistas que informen sobre el comportamiento de los entrevistados que entran por la puerta. Y eso probablemente influye en la decisión final de contratación, por lo que es importante tratar a esa persona tan bien como tratarás a tu entrevistador.

5. Guarda tu teléfono

Es una tendencia natural sacar tu teléfono inteligente cada vez que tienes que esperar: en la fila del supermercado, durante los comerciales, mientras esperas que la máquina expendedora te dispense tu Coca-Cola Light… ya sabes.

Pero, si estás esperando en el vestíbulo, no utilices automáticamente tu teléfono para matar el tiempo. En su lugar, tómate ese tiempo para revisar tu currículum (o tu guía de preparación todo en uno) y piensa en lo que quieres transmitir durante la entrevista. Luego, cuando tu entrevistador haga su aparición, no te tomarán desprevenido, no tendrás que cerrar Instagram ni guardarás tu teléfono apresuradamente en tu maletín.

Utilizar el celular en exceso te hará parecer una persona distraída con dificultades para concentrarse

6. Ten todo ordenado, organizado y accesible

Puedes estar seguro de que, dentro de los primeros minutos de tu reunión, tu entrevistador te pedirá una copia de tu currículum actualizado. Pero si tienes que hurgar en tu bolso, entre envoltorios de dulces, cargadores de teléfonos y recibos viejos, lucirás un poco desorganizado.

Para causar la mejor primera impresión, todo lo que necesitas debe estar perfectamente organizado y ser fácilmente accesible: debes poder sacar tu currículum, referencias e incluso un bolígrafo (uno que no esté completamente destrozado) cuando te lo pidan. Cuanto menos tengas que hurgar en tu bolso, mejor.

7. Da el primer paso

Cuando eres un invitado en la oficina de tu posible empleador, probablemente esperas que él dé el primer paso cuando se trata de presentaciones. Y si bien eso puede terminar siendo cierto, no temas extender primero la mano para ese apretón de manos inicial. Con solo ese pequeño gesto, estás transmitiendo que estás emocionado de estar allí, listo para comenzar tu entrevista, confiado y seguro de ti mismo.

8. Encuentra una conexión

Después de realizar las presentaciones iniciales, consolida tu primera impresión estelar estableciendo una conexión con el entrevistador. No tiene que ser algo grande, solo algo en común que te pondrá el pie en la puerta y comenzará tu conversación con una vibra de “esto podría funcionar“.

Tal vez el título colgado en la pared de la oficina del entrevistador genere esa conexión (“Oh, ¿fuiste a la Universidad de Florida? ¡Yo también soy Gator!”), o el premio colocado en su estantería (“Yo también corrí el maratón de Boston el año pasado. ¿Cómo te fue?”).

¿No ves nada digno de conversación? Profundiza un poco más en una pequeña charla: ¿Cuánto tiempo lleva viviendo el entrevistador en la zona? ¿De dónde se mudó? Saca detalles que te permitan romper el hielo (“Oh, ¿te mudaste desde Atlanta? Viví allí hace unos años. ¿No está el peor tráfico en la avenida 285?“). No tiene que ser una conexión importante; pero encontrar algo sobre lo que conversar antes de ponerse manos a la obra los tranquilizará a ambos.

Es posible que estos consejos por sí solos no te garanticen el trabajo, pero ciertamente pueden acercarte un poco más. Cuando comiences tu entrevista con el pie derecho, podrás afrontar las preguntas difíciles con confianza. Y esa podría ser la clave para tu nuevo trabajo.

Diseño de perfil profesional con Sandra Méndez Santana Profesionales AQUÍ

¿Quieres encontrar un empleo formal en los EE.UU.? Sandra Méndez Santana, profesional del área de recursos humanos, ofrece asesoría en el proceso de elaboración de CV, definición del perfil profesional, elaboración de Cover Letter (carta de intención que piden la mayoría de las empresas en EEUU) y búsqueda de oportunidades laborales. Haz clic aquí para mayor información.

Aprende a elaborar tu cover letter o carta de presentación para tener empleo en los eeuu

La carta de presentación (más conocida como cover letter) es un recurso indispensable a la hora de buscar obtener un empleo formal en los EEUU.

A nadie le gusta la búsqueda de empleo: buscar a través de los listados de trabajo en línea, enviar currículums, prepararse para entrevistas agotadoras… no es nada agradable. Para muchos, la parte más desafiante del proceso es escribir una carta de presentación efectiva que logre convencer a un seleccionador de personal para que lea el resumen profesional. Hay tantos consejos contradictorios por ahí que se vuelve difícil saber por dónde empezar. Seguro te preguntarás: ¿Realmente necesito elaborar siempre una cover letter, especialmente si estoy aplicando al empleo a través de un formulario online?

La respuesta es, casi siempre, sí. Claro, habrá momentos en los que envíes una solicitud en línea y es posible que no puedas incluir una carta de presentación, pero, siempre que sea posible, envía una. Es tu mejor oportunidad de llamar la atención del seleccionador de personal y una oportunidad importante para distinguirte de todos los demás. Y, en un mercado laboral apretado, diferenciarse es crítico. Aun así, como cualquiera que haya escrito una carta de presentación sabe, no es fácil hacerlo bien. Aquí compartimos algunos consejos que te ayudarán.

Haz tu investigación primero.

Antes de empezar a escribir, averigua más sobre la empresa y el trabajo específico que deseas. Por supuesto, debes leer cuidadosamente la descripción del trabajo, pero también examinar el sitio web de la empresa, sus cuentas oficiales en las redes sociales y los perfiles de empleados en LinkedIn. Esta investigación te ayudará a personalizar tu carta de presentación, ya que no deberías enviar una genérica. También te ayudará a decidir el tono correcto. Piensa en la cultura de la organización a la que aplicas: si es una agencia creativa, como una tienda de diseño, podrías tomar más riesgos, pero si es una organización más conservadora, como un banco, debes ser más formal.

Investiga en la web a la empresa a donde enviarás tu cover letter

Si es posible, contacta al gerente de contratación u otra persona que conozcas en la empresa antes de escribir tu carta de presentación. Puedes enviar un correo electrónico o un mensaje de LinkedIn para hacerle una pregunta inteligente sobre el trabajo. De esa manera puedes empezar tu carta haciendo referencia a la interacción: podrías decir “gracias por la conversación útil de la semana pasada”, o “recientemente hablé con tal y cual en su compañía”. Por supuesto, no siempre es posible contactar a alguien u obtener una respuesta. No hay problema, aún así vale la pena intentarlo.

Enfoca tu carta de presentación hacia el futuro.

Mientras que tu currículum está destinado a ser una mirada hacia atrás, a tu experiencia y lugares donde has estado, la carta de presentación debe centrarse en el futuro y lo que quieres hacer. Puede ser útil pensar en ello como el puente entre el pasado y el futuro que explica lo que esperas hacer de ahora en adelante y por qué. Debido a la pandemia, hay menos posibilidades de que estés solicitando un trabajo que ya hayas hecho antes. Hay millones de personas que están haciendo cambios de profesión de forma voluntaria o involuntaria y necesitan cambiar de rumbo y repensar cómo se relacionan ellos mismos con un papel o industria diferente. Puedes usar tu carta de presentación para explicar el cambio que estás haciendo: tal vez estes emigrando del sector hotelero hacia el comercio online, por ejemplo. Piensa en ello como una oportunidad para vender tus habilidades transferibles de un sector industrial a otro totalmente distinto.

Comienza con seguridad y contundencia

La gente típicamente inicia sus cover letter con: “estoy solicitando el trabajo X que vi en el lugar Y”. Eso es fatal. En cambio, comienza con una fuerte frase inicial: rompe el hielo exponiendo por qué este trabajo te parece emocionante y qué tienes tú de valor para aportar. Por ejemplo, podrías escribir “soy un profesional del área de cobranzas con más de 15 años de experiencia buscando una oportunidad para aplicar mis habilidades de nuevas maneras, me encantaría traer mi experiencia y entusiasmo a su creciente equipo de desarrollo”. Entonces puedes incluir una frase o dos sobre tus antecedentes y tu experiencia relevante, pero sin redactar nuevamente tu currículum.

Demuestra seguridad de tus habilidades profesionales al escribir en tu cover letter

Adicionalmente, escribe algo directo y proactivo como “déjame llevar tu atención hacia las dos razones por las que soy una gran pieza para tu equipo”. Por otro lado, si tienes una conexión personal con la empresa o alguien que trabaja allí, menciónalo en las primeras oraciones. Dirige siempre tu carta a alguien directamente. Con las redes sociales, es posible encontrar el nombre del gerente de recursos humanos.

Enfatiza tu valor personal.

Los reclutadores están buscando personas que puedan ayudarles a resolver problemas. Basándote en la investigación que hiciste antes, demuestra que sabes lo que hace la compañía y algunos de los retos a los que se enfrenta. Estos no necesitan ser específicos, pero puedes mencionar cómo la industria se ha visto afectada por la pandemia. Por ejemplo, podrías escribir “muchas compañías de atención médica están abrumadas con la necesidad de proporcionar atención de alta calidad mientras protegen la salud y la seguridad de su personal”. Acto seguido, habla de cómo tu experiencia te ha equipado para satisfacer esas necesidades; tal vez expliques cómo resolviste un problema similar en el pasado o compartas un logro relevante. Proporciona pruebas de las cosas que te diferencian de otros posibles aspirantes.

Hay dos habilidades que son relevantes para casi cualquier trabajo en este momento: la adaptabilidad y la capacidad de aprender rápidamente. Si tienes breves ejemplos que demuestren estas habilidades, inclúyelos. Por ejemplo, si apoyaste a tu equipo en el cambio al trabajo remoto, describe cómo lo hiciste y qué capacidades pusiste en práctica.

La capacidad de aprender rapidamente es muy apreciada por los seleccionadores de personal

Consideraciones finales.

Asegúrate de transmitir entusiasmo. Haz saber al gerente de contratación que estás aplicando al trabajo de tus sueños. Probablemente hayas pasado tanto tiempo buscando empleo que ya te de igual y estés dispuesto a aceptar cualquier trabajo pero evita a toda costa parecer una persona desesperada.

Muchos expertos aconsejan que la cover letter sea de, máximo, una página. Sin embargo, mejor que sea todavía más corta. Lo ideal es que el seleccionador de personal pueda leer tu carta de presentación con un solo vistazo así que pon en práctica tus habilidades de sintetizar la información.

Procura que tu carta de presentación sea leída por amigos, colegas u otros profesionales de confianza que puedan darte un feedback sobre el tono de tu mensaje. Pregúntales cuál creen ellos que sea la idea principal de tu carta, pídeles que resuman la historia que allí plasmaste y que te indiquen si hay algo incorrecto escrito allí.

Servicio de diseño de servicio profesional para encontrar empleo en los EEUU
Servicio de Diseño de Perfil Profesional para encontrar empleo en los EEUU

¿Tienes dudas? Ponemos a tu disposición el servicio de Diseño de Perfil Profesional. Sandra Méndez Santana, profesional del área de recursos humanos, ofrece asesoría en el proceso de elaboración de CV, definición del perfil profesional, elaboración de Cover Letter y búsqueda de oportunidades laborales. Clic aquí para mayor información.